Hay que tener en cuenta que las alfombras adquieren gran importancia por la superficie que ocupa. Por lo tanto, una habitación pequeña parecerá más espaciosa si se cubre con una alfombra clara para completar paredes y muebles claros. Por otro lado, una alfombra oscura reducirá el aspecto de una habitación demasiado grande y aportará un aire más acogedor.

Las habitaciones orientadas al norte, serán más frías y por lo tanto una alfombra en tonos rojos o naranjas aportaran mayor calidez y por el contrario, un lugar muy soleado resultara más fresco visualmente mediante azules y verdes.

Alfombras para El Salón

Las alfombras para el salón son alfombras que en principio van a sufrir un alto tránsito y van a formar parte importante en la decoración de la casa. Esto quiere decir que a la hora de elegir las más adecuadas para esta estancia, deberemos plantearnos varias cosas.

Clasificación al uso de la alfombra.

Las alfombras para el salón que compremos, deben siempre tener una clasificación al uso y tendremos que fijarnos en el símbolo que viene en el muestrario.

Colocación de las alfombras en el salón.

Las alfombras del salón pueden colocarse de diferentes maneras. El colocarlas de una u otra forma puede cambiar mucho la estética resultante.

Poner una alfombra en el salón te va añadir calidez a la estancia y te va a ayudar a delimitar espacios, el del salón y el comedor, por ejemplo. En todo caso asegúrate de tener en cuenta los aspectos que te hemos explicado anteriormente para evitarte sorpresas.

Decorar Con Alfombras: Consejos

Añadir una alfombra a una habitación a la que le falta emoción resuelve el problema. Pero hay muchos otros motivos igual de convincentes para emplear alfombras en la decoración

1 – Usa alfombras para definir áreas

Una alfombra define o separa aéreas, comedor, vestíbulo, salón … Esto es especialmente útil en los estudios, o espacios grandes que necesitan definición.

2 – Crea Variedad

Piensa que en un espacio donde hay 2 alfombras del mismo tamaño puede dar la sensación de que este esté partido en dos, por lo tanto, podemos utilizar diferentes tamaños de alfombras para crear un sentido de profundidad diferente.

3 – Crea Armonía

Cuando se utiliza más de una alfombra, es mejor que las alfombras se complementan entre sí en estilo. Si no, usted podría terminar con un efecto discordante o desagradable. Demasiados “beligerantes” patrones en una habitación serán acabar con cualquier sentido de la armonía.

4 – Utilízalas como base de la combinación de colores

Usa tus alfombras para establecer la base de tu combinación de colores favorita. Por otro lado, si la alfombra es de lo último que añadimos, podemos utilizarlas para suavizar o acentuar los colores ya existentes.

5 – Controla el volumen

Si la tapicería, paredes o fondos de escritorio están excesivamente cargados, elegir una alfombra más neutra nos puede ayudar a compensar dicho exceso al igual que si es al contrario, las alfombras pueden ser el complemento ideal para darle un toque más original e interesante al espacio.

6 – Crea un Punto Focal

Las alfombras pueden tener un impacto enorme. Para ello puede crear contraste pintando sus paredes un tono que resalte uno de los colores tu alfombra.

7 – Juega con las Formas

No asumas que una alfombra tiene que ser rectangular. Trata de averiguar qué otra forma se vería mejor, en muchas ocasiones una alfombra circular u ovalada encaja mejor con el resto de elementos.

8 – Asegúrate de obtener el tamaño correcto